Juan Manuel Díaz, el autor de un gol impensado

Son muchísimas las historias que se podrían hacer y desarrollar con jugadores que pasaron por Nuñez. Pero ser el primer jugador de la historia de River Plate en convertir un gol en la “B” Nacional merecía un espacio. Ni el mas pesimista hubiese imaginado a River descendiendo, y fue Juan Manuel Díaz quien inició el periplo que finalizó con el ascenso en 2012. Al uruguayo le tocó estrenar las redes en el paso del Millonario en la segunda categoría del fútbol argentino. Como llegó a River, en que condiciones se fue y donde siguió su carrera. Esta es su historia.

¿COMO LLEGÓ A RIVER?

Juan Manuel Díaz llegó a los territorios de Avenida Udaondo y Figueroa Alcorta en enero de 2010. Pero antes de eso, el uruguayo fue pieza fundamental de un equipo que al día de hoy sigue siendo recordado. Díaz fue campeón de la Copa Libertadores 2009 con Estudiantes de La Plata, bajo el mando técnico de un histórico como Alejandro Sabella. No solo eso, sino que el defensor fue titular y protagonista en la recordada final que el Pincha perdió en el Mundial de Clubes frente al Barcelona de un tal Lionel Messi.

En esa final, fue Juan Manuel Díaz quien le puso un gran centro a Mauro Boselli para que este, de cabeza, estampara el 1-0. Sabemos como termino la historia. Pedro lo empató a los 88º y luego los catalanes se consagraron gracias al recordado y peculiar gol de Messi con el pecho en tiempo extra. ¿Que quiere decir esto? Que el uruguayo llegaba con un pergamino interesante a River. No extenso, pero si interesante. No era poco haber sido campeón y titular en aquel Estudiantes. 

Juan Manuel Díaz, River, Messi, Estudiantes
Marcando a Lionel Messi. Fuente: Twitter.

Luego de ese gran paso por La Plata, Juan Manuel Díaz comenzó a aparecer en la órbita de varios clubes, entre ellos del River que en ese entonces dirigía Leonardo Astrada. Un grupo inversor, comandado por Miguel Pires, adquirió el pase del jugador y rápidamente lo ubicó en River. En una operación poco clara, pude averiguar que el Millonario desembolsó cerca de U$S 1.400.000 por el 87% de la ficha del jugador y le armó un contrato por tres años. ¿Porque 87%? Como es sabido, los años previos al descenso no fueron nada fáciles para River en lo que a materia económica y financiera se refiere. El otro 13% del pase le correspondía al propio Díaz y su representante y, al no tener dólares para “tirar al techo”, en Nuñez optaron por comprar solo el % correspondiente al grupo inversor y no hacer una erogación extra de dinero.

En ese mismo mercado de pases de cara al Clausura 2010, también habían llegado el chileno Gustavo Canales, Alexis Ferrero y Rodrigo Rojas. Nombres que nunca estuvieron a la altura de la camiseta de River. Emigraron Javier Cohene Mereles, hombre del cual ya contamos su historia, Miguel Paniagua, Nicolás Domingo, el Ogro Fabbiani, entre otros.

Juan Manuel Díaz, River
Fuente: Taringa.

SU ESTADÍA CON LA BANDA ROJA

El rendimiento de Juan Manuel Díaz estuvo lejos de ser el esperado. Su irregularidad le terminó quitando el puesto. Igualmente, en aquel Clausura 2010 arrancó bien. De las primeras 14 fechas jugó 11 (Astrada lo uso casi siempre de central, a pesar de que su posición natural era de lateral izquierdo). El problema vino cuando el propio Leonardo Astrada fue despedido por teléfono por Daniel Passarella luego del empate 0-0 ante Atlético Tucumán y el timón de ese barco que navegaba en aguas cada vez mas profundas lo tomó Ángel Cappa.

Díaz jugó solo 40 minutos con Ángel Cappa. 6′ en una victoria 2-1 en Santa Fe y 34′ en un 0-4 con Estudiantes, su ex equipo, en el Monumental. El ex técnico de Huracán prefería utilizar a Alexis Ferrero y Jonathan Maidana en la dupla central y al paraguayo Adalberto Román como lateral izquierdo. Juan Manuel Díaz ni siquiera iba al banco de suplentes con Cappa como técnico. El barco se seguía hundiendo y al final del Apertura 2010 fue J.J López quien se hizo cargo de River.

El uruguayo recuperó su lugar como titular en el último torneo que River jugó antes de irse a la “B” Nacional. Disputó 16 de los 19 partidos de aquel Clausura 2011 (se perdió el debut 0-0 con Tigre y luego los partidos con Boca y All Boys por haber sido expulsado frente a Racing). Su nivel estuvo lejos de alcanzar las expectativas, pero daba la sensación que en ese River descendía cualquier jugador, por más bueno o “malo” que fuese. Díaz fue titular en el fatídico 1-1 con Belgrano por la vuelta de la promoción y el destino ya estaba escrito. River había descendido.

Juan Manuel Díaz, River
Fuente: Mundo River.

EL GOL QUE NADIE HUBIESE QUERIDO HACER

La limpieza para encarar esa temporada en el ascenso fue importante, pero Juan Manuel Díaz, quien había llegado relativamente hace poco al club (tan solo un año y medio) fue uno de los pocos que se quedaron, sumándole las llegadas de Fernando Cavenaghi y el Chori Domínguez, como apellidos mas rutilantes. 

El partido que ni el más pesimista hincha de River hubiese querido jugar, Díaz lo disputó y fue el autor del primer gol de la historia para River Plate en la B Nacional. 16 de agosto de 2011. En una noche fría de invierno, con un Monumental en estado de estupor, todavía sin comprender el descenso (ya habían pasado casi dos meses), el Millonario debutó frente a Chacarita.

Matías Almeyda, quien se había hecho cargo de las riendas del equipo, esa noche alineó a Chichizola; Abecasis, Alayes, Maidana, Juan Manuel Díaz; Carlos Sánchez, Domingo, Martín Aguirre, Ocampos; Chori Domínguez y Cavenaghi. Seis minutos del primer tiempo. Córner corto de Domínguez que se la deja a Carlitos Sánchez. El uruguayo tiró el centro y su compatriota lo conectó. Juan Manuel Díaz se elevó en el área y encajó un certero testazo que dejó sin respuestas a Nicolás Tauber. Fue el único tanto del partido. River le ganó 1-0 a Chacarita con el grito del hombre en cuestión y, con una pequeña sonrisa, comenzaría el arduo camino para volver a Primera División.

LA SALIDA A NACIONAL DE URUGUAY

Ramiro Funes Mori y Leandro González Pírez comenzaban a dar sus primeros pasos en el plantel profesional de River y Juan Manuel Díaz empezó a perder su lugar, a tal punto de quedar marginado del plantel en términos futbolísticos.  Su último partido fue en mayo de 2012, en el 2-2 frente a Guillermo Brown en el Monumental y después de eso no volvió a jugar. Consumado el ascenso de River, Matías Almeyda le comunicó al jugador que no iba a ser tenido en cuenta, y sumado a que necesitaban liberar un cupo de extranjeros, el uruguayo rescindió su contrato (cuando River había pagado más de un millón de dólares) y volvió a su país para firmar con Nacional de Uruguay.

En Nacional no le fue mucho mejor. La lesión crónica que tenía le comenzó a jugar una mala pasada. Desde su estadía en Estudiantes, Juan Manuel Díaz arrastraba una pubalgia congénita que a veces le impedía desempeñarse al 100% físicamente. En el Bolso terminó alternando buenas y malas, algo irregular, pero presente varias veces en el equipo titular. Terminó jugando 56 partidos, marcando dos goles y dando cinco asistencias a lo largo de los tres años que estuvo en el club. En el verano de 2015 incluso llegó a sonar para reforzar al Rosario Central del Chacho Coudet,  pero luego todo quedó en la nada.

Juan Manuel Díaz, River, Nacional
Foto: Notas Culturales.

RACING DE URUGUAY

Luego de quedar libre de Nacional, Díaz estuvo entrenándose de manera particular a la espera de un ofrecimiento del exterior. Ese ofrecimiento nunca llegó y en septiembre de 2015 terminó firmando con Racing de Montevideo, club en el cual hizo sus primeras armas como futbolista y que en ese entonces marchaba 13º en el torneo uruguayo. En Racing no jugó mucho, otra vez debido a una lesión. Una inflamación en su tendón de aquiles lo alejó varias semanas de las canchas y terminó perdiendo su lugar como titular.

48HS COMO JUGADOR DE HURACÁN

En enero de 2016, con la salida de Chiche Arano, Huracán, por pedido explícito de Eduardo Domínguez, fue buscar al uruguayo para suplir ese lugar vacante en la defensa. Díaz firmó su contrato de manera oficial por 18 meses (hasta fue presentado en las redes sociales) pero, a los dos días de haber firmado, decidió volver a Uruguay aduciendo temas personales. Nunca se presentó a entrenar en Open Door, donde el Quemero realizaba su pretemporada, y en Parque Patricios nunca volvieron a saber de él, a pesar de haber emitido un comunicado en el que esperaban su regreso. Así fue como el uruguayo solo duró dos días como jugador de Huracán.

Volvió a Racing, donde había jugado los últimos seis meses y se quedó un semestre más. El propio jugador admitió que se quedó en Racing por una cuestión de comodidad al estar “cerca de casa”. Jugó un total de 12 partidos a lo largo de un año.

Juan Manuel Díaz, Huracán
Fuente: Huracán.

GRECIA Y EL RETIRO

Luego de eso, y con el pase en su poder, al uruguayo por fin le salió la oportunidad de jugar en el exterior con 28 años. Un grupo inversor argentino le acercó la oportunidad de jugar en el AEK Atenas de Grecia, equipo donde suelen recalar algunos jugadores sudamericanos, y agarró viaje. Firmó por dos años y se encontró con el Patito Rodríguez, ex jugador de Independiente, que también jugaba en el mismo equipo. Por la dificultad para comunicarse con el idioma, Díaz y el Patito entablaron una gran amistad.

En Grecia jugó solo cuatro partidos, tres por la Copa de Grecia y uno solo por la liga local (284′ minutos en total) y nunca pudo adaptarse. En la liga el titular por el costado izquierdo fue siempre el español Didac Vila (con pasado en Milan) y Díaz nunca pudo ganarle el lugar. Fue al banco en muchas ocasiones pero solo ingresó una vez contra el Panetolikos, en enero de 2017, en lo que fue su último partido.

Desde ese entonces, poco y nada se volvió a saber de él. Según pude averiguar, el jugador tomó la decisión de retirarse a los 29 años de edad, cansado de las lesiones que le impedían desempeñarse correctamente. Hoy en día vive en Uruguay de manera tranquila y con un gusto deportivo más inclinado hacia otro deporte como lo es básquet. Desde 2017 que no volvió a salir ninguna noticia sobre él, ni anunciando su supuesto retiro, ni contando su historia, absolutamente nada. Intenté comunicarme con el jugador y no hubo respuesta. Aquel partido con el AEK frente al Panetolikos en enero de 2017 fue lo último que se escuchó de Juan Manuel Díaz.

Claro está que hoy, con 31 años de edad, su actualidad y su futuro está completamente desligado del fútbol profesional.

 

Juan Manuel Díaz, Grecia
Fuente: AEK Atenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *