Sebastián Rusculleda: “Todavía no se si retirarme”

La mayoría de los hinchas de Tigre recordarán este apellido. Y no solo los de Tigre, sino también los de Boca y San Lorenzo. Sebastián Rusculleda, nacido el 28 de abril de 1985 en Laboulaye, una ciudad de poco más de 20.000 habitantes de Córdoba. Mediocampista zurdo, técnico, de buen pie, con gran despliegue, asistidor y en ocasiones goleador. Una extensa trayectoria que incluye pasos por Holanda, Arabia Saudita, Grecia, Chile, Ecuador y Finlandia, además, lógicamente, de Argentina.

Con dos etapas distintas en Tigre (2007-2009 y 2013-2014), Ruscu siempre dejó un grato recuerdo en los hinchas Matadores. Con la amabilidad que remarcan aquellos que también pudieron entrevistarlo, Sebastián Rusculleda charla mano a mano con Luciano García Dresch y toca temas importantes. Su futuro en el fútbol profesional, el Tigre de Néstor Gorosito, los promedios, su consagración en la Copa de la Superliga,la actualidad en la Primera Nacional, su estadía en Finlandia, su paso fallido por Inglaterra, su referente en el puesto, etc.

-Lo último que se supo de vos fue que estabas jugando en Finlandia, ¿Que es de la vida de Sebastián Rusculleda hoy en día?

-Correcto. En octubre de 2018 terminó la liga de Finlandia y desde ese entonces no volví a jugar al fútbol. No tuve ningún llamado concreto para jugar en algún club en ninguno de los últimos dos mercados. Hubo algunos sondeos pero nada concreto para analizar. La realidad es que, a esta altura del partido, ya estoy analizando más el retiro que otra cosa.

-Sobre eso quería hacer hincapié, ¿En tu cabeza ya estás pensando en el retiro?

-Si surgía alguna posibilidad la idea era seguir. Físicamente estoy bien y podría seguir jugando un tiempo más pero la realidad es que, ante la falta de ofertas, analizar el retiro pasa a ser una opción concreta. De verlo como algo lejano paso a verlo como una posibilidad. Todavía no es nada oficial, porque todavía hay mercados de pases abiertos y puede llegar a surgir algo, pero la verdad es que parece cada vez más difícil que yo siga jugando.

-¿Como surgió la posibilidad de ir a Finlandia? ¿Fue un deseo tuyo o te acercaron la propuesta y te convencieron?

-Yo vivía enfrente de Defensores de Belgrano. Mi representante conocía a alguien del club y firmé contrato. Lamentablemente, en Defe no me salió nada y me fui en diciembre de 2017. Estuve seis meses entrenándome solo. En ese entonces, Ignacio Fideleff estaba en Finlandia. Hasta hoy en día mantengo una amistad con él. Mientras yo no estaba jugando, Nacho me llamó y me dijo si sabía lo que iba a hacer. Yo no tenía ofertas, me convenció y terminé yéndome para allá.

-¿Como es el fútbol de Finlandia? ¿Como se vive?

-Es un fútbol que no tiene nada que ver a la Argentina. Todo es distinto. No es el deporte principal y debido a eso va muy poca gente a la cancha. El país es de primer mundo y funciona como un relojito, pero el fútbol está en un segundo plano.

Sebastián Rusculleda, Tigre
Foto: TV Pública.

-¿Te quedó la espina de no poder jugar en Inglaterra? Te llegaron a presentar en el Queens Park Rangers pero algo pasó en el medio que no terminaste jugando y nunca quedó muy claro que fue.

-Fui para Inglaterra y sobre la marcha cambiaron los tantos, en gran parte por la gente que me manejaba en su momento. Yo viaje con una oferta de compra del pase y después cuando llegué allá cambió todo. Fue muy sorpresivo. Lo que iba a ser una compra después quisieron cambiarlo a un préstamo por seis meses y no se terminó dando. Acá en Argentina había salido que tuve un problema en los huesos y que había rebotado la revisión médica pero eso nunca fue cierto. Si es verdad que cuando salí de Tigre rumbo a Inglaterra tenía un problema en el tobillo, como lo tienen el 70% de los jugadores, pero supe que eso nunca iba a ser problema. Alguien dijo que yo tenía problemas en los huesos y eso se empezó a difundir. De hecho, después de que se cayó lo de Inglaterra volví a Tigre y seguí jugando lo más bien.

Al día de hoy lo pienso y no se bien que pasó. Se que ve a alguien no le gustaba el negocio, o no le convenía que yo fuese para Inglaterra y es por eso lo del QPR nunca terminó de cerrarse. Una gran cuota de responsabilidad se la atribuyo a la gente que me manejaba en esos tiempos, que claramente no fue la mejor.

-Metiéndonos en el terreno de Tigre, ¿Se sufría verlo al equipo desde tan lejos estando en Finlandia?

-Siempre sufro viéndolo a Tigre. No importa si estoy acá, en Finlandia o en otro lado. Siempre lo sufro. Pero la última etapa más que otras, en Superliga y Copa de la Superliga. Pero siempre deseando, obviamente, que al equipo le vaya bien.

-¿Como se explica que Tigre haya descendido? ¿Fue injusto?

-El descenso fue muy injusto por la seguidilla de partidos que Tigre logró ganar en las últimas fechas. Viéndolo jugar no se podía entender el descenso, pero si analizas los últimos tres años quizás te das una idea de porque pasó lo que pasó. Ojo, ninguna de las campañas que hizo el equipo fueron tan malas como para condenarlo, pero es así, los promedios castigan. A veces justamente y muchas otras injustamente, pero es lo que hay. Debemos amoldarnos a eso lamentablemente.

-Con la reciente consagración de Tigre en la Copa de la Superliga ¿Crees que Pipo Gorosito es uno de los técnicos más importantes en la historia del club?

-Al conseguir el título sin lugar a dudas que sí. La Copa de la Superliga le dio a Tigre la estrella que necesitaba. Los jugadores, el cuerpo técnico y el propio Gorosito hicieron historia.

Sebastian Rusculleda, Tigre
Grito de gol ante Godoy Cruz en 2013. Foto: Clarín.

-¿Pudiste hablar con Pipo antes o después de la consagración? Cruzar algún mensaje o tener alguna charla en persona.

-No, después de la consagración no. Si estuve en la semana previa a la final en Córdoba, donde pase a saludar a todos los chicos del plantel para desearles suerte, pero no pude hablar con Pipo. Vi el partido completo en la cancha pero después no pude acercarme la hotel para saludar ni nada. Tenía que levantarme temprano al día siguiente para manejar (risas). Después todos entraron en vacaciones y ya no se dieron los tiempos, pero en cualquier momento me los voy a cruzar y los voy a poder saludar y felicitar.

-No existen demasiados casos de equipos que haya salido campeones y descendido en la misma temporada ¿Que tan importante fue para Tigre mantener gran parte de la base del plantel campeón de cara a la Primera Nacional?

-Es muy raro lo que pasó con Tigre. En Argentina hubo un mismo caso con Talleres de Córdoba, que había hecho una campaña espectacular en los años 80, clasificando a Copa Libertadores, pero al mismo tiempo perdió la promoción con Argentinos Juniors y tuvo que bajar de categoría. Y obviamente fue muy importante que se haya quedado gran parte del equipo campeón. Son las mismas figuritas y uno se ilusiona con que puedan repetir el nivel que mostraron el semestre pasado. Ojalá que puedan hacerlo y mantenerlo para que Tigre ascienda lo más rápido posible.

-A algunos te tocó verlos desde adentro y a otros disfrutarlos desde afuera, ¿Cual fue el equipo de Tigre mas vistoso que te tocó ver? ¿El del 2007, el del Vasco, el que llegó a la final de la Copa Sudamericana 2012 o este último que salió campeón frente a Boca?

-Es difícil elegir uno porque todos jugaban un muy lindo fútbol. Pero al mismo tiempo es complicado no quedarse con este último Tigre de Gorosito porque pudo coronar el buen juego con un título. Igualmente, como te dije, es difícil porque cada equipo tenía lo suyo. En el Tigre de 2007 a mi me tocó armar una linea de tres en el medio junto a Diego Castaño que era una locura. El equipo del Vasco Arruabarrena en 2007 también tenía lo suyo y jugaba bien, pero me quedo con el de Pipo.

-¿Quien fue tu referente en el fútbol y en tu puesto?

-Para mí el mejor jugador del mundo en mi puesto es Andrés Iniesta. No hay otro como él. Es muy completo y es un referente en el mediocampo. Todos los jugadores que juegan ahí deberían mirarlo y aprender.

-¿Y tu mejor socio dentro de una cancha?

-Tuve muchísimos compañeros y es complicado elegir a uno solo. No me diste tiempo para ponerme a pensar. Me agarraste desprevenido (risas) como para pensar en alguien. En Tigre he compartido plantel con jugadores de mucha calidad como Román Martínez, Martín Morel y Néstor Ayala. Con el Negro Castaño armé una linda sociedad. Siempre tratábamos de darnos la pelota limpia y generar juego.

-Esta pregunta quizás me la podes responder más “rápido” y sin que te requiera tanto pensamiento, ¿Con que jugador te hubiese gustado compartir equipo y nunca se te dio?

-A Juan Román Riquelme lo enfrenté, pero me hubiese encantado jugar en el mismo equipo con él. Con Fernando Gago también. Con Gago llegue a entrenar pero nunca jugué de manera oficial. Si tengo que elegir, sería con ellos dos los que me hubiese gustado compartir plantel.

-¿Hiciste el curso de director técnico? ¿Te ves trabajando de eso en el corto o largo plazo?

-Sí, tengo el curso hecho y la idea es seguir con esa línea. Después veré, pero me gustaría arrancar a dirigir en inferiores. Yo quiero hacer eso, pero después hay que ver hacia donde la vida lo lleva a uno.

-¿Te gustaría trabajar en Tigre? ¿Te llamaron alguna vez?

-Veremos como se dan las cosas con el correr del tiempo. Como te dije, estoy retirado pero a la vez no lo estoy. Tengo que definir eso primero. Me llamaron para jugar en el fútbol senior pero todavía soy muy joven y no califico. Pero ojalá que en algún momento pueda trabajar en Tigre.

-Para terminar, ¿El hincha de Tigre te va a empezar a ver cerca del estadio o viendo los partidos? ¿O preferís quedarte en tu casa?

-Siempre he ido a la cancha desde que me fui de Tigre, incluso estando en otros clubes. Me veían en los entrenamientos y seguramente me seguirán viendo en alguna que otra ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *